viernes, 2 de agosto de 2013

El coche eléctrico y las mejoras que acarrea

Nuestras calles están llenas de coches, cajas de acero y aluminio con cuatro ruedas. Para moverse utilizan lo que se llama «motor de combustión interna», habitualmente de cuatro tiempos y como combustible, al menos en España, gasoil aunque parece que la gasolina está recuperando de nuevo el terreno por el estrechamiento de la diferencia entre sin plomo y el menos refinado aceite de gas. Numerosos avances se han realizado en estos motores que se nutren de subproductos del petróleo. Tratar de mejorar su eficiencia para gastar menos, mejorar la sonoridad, disminuir la contaminación... todo tipo de mejoras a una máquina que en el fondo de su corazón es bastante tosca, consistente en hacer explotar mediante combustión instantánea un líquido en el interior de sus cilindros.